viernes, 6 de marzo de 2015

¿Están reconocidas las fiestas de otras confesiones religiosas en España?


Los musulmanes pueden pedir a las empresas sus días de fiesta y los alumnos salir antes de clases los viernes para rezar, pero «en la práctica no se cumple» 

Celebración de la 'Fiesta del Sacrificio', la llamada «Aid el Kebir», considerada la "Navidad musulmana" en Huelva


El Ayuntamiento de Nueva York acaba de decretar que a partir del próximo curso escolar se incluyan dos celebraciones musulmanas en el calendario de días festivos de las escuelas públicas de la ciudad. Una medida que tiene poca tradición en España pese a los acuerdos de cooperación firmados entre el Estado y las confesiones religiosas minoritarias y en los que se reconoce el calendario festivo de las comunidades musulmana, judía y evangélica. 

Este convenio establece en el caso de la confesión musulmana que se puede "solicitar la interrupción del trabajo los viernes de cada semana" desde las 13:30 hasta las 16:30 horas en el que la comunidad musulmana celebra el rezo colectivo obligatorio y solemne. Durante el mes de ayuno (Ramadán) pueden pedir la conclusión de la jornada laboral una hora antes de la puesta del sol. El acuerdo, firmado en 1992, condiciona este permiso al "previo acuerdo" entre trabajador y empleador y que las horas dejadas de trabajar deberán ser recuperadas sin compensación alguna. 

También señala que las festividades religiosas musulmanas podrán "ser sustituidas", siempre que medie un acuerdo entre las partes, a las establecidas con carácter general por el Estatuto de los Trabajadores, con el mismo carácter de retribuidas y no recuperables. 

Los alumnos musulmanes también tienen reconocidos algunos derechos como la posibilidad de que sean dispensados de la asistencia a clase y de la celebración de exámenes, los días viernes durante las horas del rezo obligatorio, es decir desde las 13.30 a las 16:30 horas. 

La Administración Pública, por su parte, se compromete a que su convocatorias de exámenes, oposiciones o pruebas selectivas sean fijadas para los musulmanes que lo soliciten, en una fecha alternativa si coinciden con alguna de sus fiestas de carácter religioso. 

"La sensibilidad está", comentan a ABC desde la Dirección General de Asuntos Religiosos. Sin embargo, sólo las ciudades de Ceuta y Melilla han fijado como una de sus fiestas locales, la celebración musulmana del Día del Sacrificio, que suele celebrarse 70 días después del fin del ayuno del Ramadán. 

La comunidad islámica se queja porque si bien la libertad de culto está bien garantizado en estos acuerdos "en la práctica no se respetan". "En muchas empresas pequeñas no se puede prescindir de un trabajador por más que sea una fiesta con carácter religioso y generalmente la gente no se pide el día porque sabe que la pueden despedir", apunta a ABC Félix Herrero, vicepresidente de la Federación Musulmana de España y para quien la solución al problema pasa porque el calendario de festivos sólo reconozca las fiestas civiles y que cada confesión religiosa pueda acogerse a sus propios festivos. "Es una forma de ser todos iguales ante la ley", apuntó. 


Calendario de las fiestas musulmanas 

L. D. MADRID 

  1. Al Hiyra o Año Nuevo. Este día se celebra el año nuevo según el calendario islámico. El día 14 de octubre de 2015 se inicia el año 1437 según este calendario. La fecha es variable, ya que sigue el calendario islámico, que es lunar. Consta de doce meses, de los cuales cinco son de 29 días y los demás son de 30 días, lo que significa que cada año tiene 354 días (11-12 días de diferencia respecto del calendario solar, gregoriano). El año nuevo musulmán (Al Hiyra) se celebra el día de la emigración del Profeta Mahoma desde La Meca hacia la ciudad de Yatrib, la actual Medina, en el año 622. El profeta abandona La Meca acompañado de 70 fieles (muhayirun o emigrados) al ser advertido de un complot contra su persona por parte de algunos poderosos jefes tribales de la ciudad. 
  2. Achura. Se celebra el décimo día del mes de muharram, el primero del calendario lunar islámico. Esta festividad es de especial relevancia para la corriente chíi del Islam. Este día conmemoran el día en el que fue asesinado el que consideran el legítimo sucesor de Mahoma, el Imam Husain Ibn Ali, nieto del profeta Mahoma e hijo del cuarto califa, Ali (yerno del profeta). Esta fecha se conmemora con ritos que emulan el sufrimiento de Husain. Por su parte, para los musulmanes que siguen la corriente sunní del Islam, la Ashura es un día de ayuno, en recuerdo del ayuno con el que Moisés agradeció la liberación del pueblo de Israel de manos de los egipcios. La fecha es variable, ya que sigue el calendario islámico, que es lunar. 
  3. Idu Al-Maulid. Se celebra el nacimiento y vida del Profeta Mahoma. El nacimiento del Profeta solo es exaltado por algunas cofradías religiosas pero para los reformistas ni el Corán ni el destino excepcional del Profeta lo convierten en un hombre extraordinario, sino en un simple mortal sobre el cual descendió la revelación divina. En aquellas comunidades en las que se conmemora esta tradición son comunes las reuniones familiares, la celebración de certámenes de recitación del Corán (dikr) y la oferta de regalos a los más pequeños. 
  4. Al Isra Wa Al-Mi'Ray. Se celebra la fecha del Viaje Nocturno y la Ascensión del Profeta. 
  5. Idu Al-Fitr o fiesta del final del ayuno. El Islam celebra dos festividades: el Idu Al-Fitr, o fiesta del final del ayuno, y el Aíd al-Adha, o fiesta del sacrificio. Las fechas de estas fiestas son variables, ya que siguen el calendario islámico, que es lunar. El Idu al-Fitr es la fiesta que celebra el final del Ramadán y, por tanto, del ayuno, e indica el retorno a la normalidad de la vida cotidiana de los fieles. Es también el momento de cumplir con el deber de dar limosna (zakat), uno de los cinco pilares del Islam, bien directamente a personas necesitadas, bien a los responsables de las mezquitas para su posterior reparto. Una vez terminadas las celebraciones religiosas – en este caso el rezo comunal suele realizarse en un recinto abierto y no en la mezquita como es habitual -, la comunidad celebra una comida que marca el fin del Ramadán. 
  6. Idu Al-Adha o fiesta del Sacrificio. El Aíd al-Adha o Fiesta del Sacrificio, es la fiesta mayor del islam (llamada por ello también Aid al-Kabir). Se celebra el décimo día del decimosegundo mes del calendario islámico (Dul Hiyya), coincidiendo con el final de la época de la peregrinación anual, y celebra la misericordia divina que permitió que Abraham salvara la vida de su hijo sacrificando en su lugar un cordero. En su conmemoración, este día las familias musulmanas sacrifican un animal, habitualmente un cordero, y comparten un tercio con los más necesitados y otro tercio con amigos. Tras la oración colectiva en la mezquita, los musulmanes se reúnen en familia para su celebración. Desde el año 2010 la Fiesta del Sacrificio es fiesta local en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.



Autora del artículo: Laura Danielle
Publicado en: ABC