viernes, 24 de enero de 2014

Hijos de la Mediación



“Tendemos a reproducir los esquemas que hemos vivido. Y el niño que ve una ruptura traumática de sus padres posiblemente en su vida adulta viva lo mismo”. Es el comentario que hace María Quero, directora general de Mediación Siglo XXI, cuando le preguntamos por “Hijos de la mediación”, un video que su empresa ha editado para concienciar a nuestra sociedad de las ventajas del uso de la mediación en conflictos de familia grave. Este video, en el que los protagonistas son niños de diferentes familias en diálogo, refleja que la gestión de una buena separación es posible. “Es un error mantener una pareja por los hijos si ya no hay amor. A largo plazo puede empeorar la cosa de forma notable al acumulares la tensión”, añade. 

“Es evidente que hay cambios fundamentales en familias donde los hijos de padres separados han vivido la mediación como herramienta para gestionar la separación” comenta María Quero. Desde su punto de vista, no es lo mismo que esos niños vivan un juicio por su custodia, con todo lo que rodea a la propia vista, que sus padres de mutuo acuerdo y pensando en el bien de ellos se separen de forma consensuada. Al final eso se refleja en los niveles de ansiedad que sufre el niño y que puede manifestar de múltiples formas” señala. A su juicio hay que desdramatizar y dejar de hablar de las separaciones como fracasos familiares “ al fin y al cabo, muchas veces la separación es un acto de valentía y renuncia en búsqueda de una vida más satisfactoria. 

Mediación Siglo 21 es un gabinete de gestión y resolución de conflictos ubicado en Madrid, desde donde se resuelven diferentes tipos de litigios tanto en el ámbito familiar como vecinal, comunitario u organizacional, entre otros. En estos tres años de vida la calidad es el sinónimo de sus actuaciones. Esta dirigido por Ana Criado y Maria Quero (en la foto adjunta), dos profesionales de la mediación de contrastada solvencia “ Es evidente de que la mayoría de los conflictos sociales se pueden y se deben resolver en entornos extrajudiciales, apelando a la capacidad del ser humano para solventar sus diferencias interpersonales sin necesidad de que un tercero imponga la solución. Y ahí la mediación es una de las herramientas adecuadas.”. 

En opinión de Quero aplicar la mediación a una ruptura familiar es una herramienta muy apropiada que resta agresividad a este conflicto :” ayuda a que las partes se responsabilicen de su vida futura, es la gran diferencia con el mutuo acuerdo con el abogado, donde es el letrado quien dirige el proceso. El mediador lo que hace es hacer pensar a las partes las opciones que tienen tanto para ellos como para sus hijos”, explica. Según esta experta el grado de satisfacción de los acuerdos por mediación es mayor que desde otra perspectiva “ En una media de diez o doce sesiones de una hora y media cada una se puede encauzar una ruptura familiar que acaba en un proceso de separación completo”, aclara. 

Esta empresa está especializada en temas civiles y de familia. Cuenta además cuentan con un equipo de mediadores cualificados y experimentados que acompañan a sus clientes a lo largo de todo el proceso y cuyo trabajo culmina con la redacción del acuerdo de mediación. Desde su creación en el año 2010, las fundadoras de Mediación Siglo 21 siempre han estado muy involucradas en acciones de difusión sobre la mediación, ya que se trata de un procedimiento que aún no ha calado en nuestra cultura social y del que cada vez se tienen mayores evidencias de su eficacia. 

Todos los expertos señalan que la mediación se basa en el principio de buena fe, y es un método que avanza hacia la responsabilidad y madurez social en la búsqueda de una cultura de paz y diálogo. “ La clave de que una separación familiar a través de mediación llegue a buen puerto depende sobre todo del talante con que esas personas acudan a mediación por encima del buen hacer del mediador que también es importante. Casi siempre quien solicita una mediación son personas maduras, con claridad de ideas que saben a lo que van”, subraya María Quero.