domingo, 12 de diciembre de 2010

Síndrome del acento extranjero


Se trata, más que nada de una curiosidad que no tiene una relación directa con el tema que tratamos en este blog que es el de la mediación intercultural. Lo que pasa es que nos sirve para introducir un tema que se desconoce bastante y que en gran medida esta por estudiar, que es el de la forma en la que el cerebro procesa los acentos y las modificaciones que se pueden tener cuando a lo largo de nuestro ciclo vital estamos expuestos a distintos acentos e idiomas.
Esta muy claro que el tema de los acentos y las formas de expresión lingüística son un tema fascinante y que se ven muy influidas en contextos interculturales. Es muy corriente que las personas que residen durante algunos años en un país con un idioma diferente al suyo experimenten una modificación del acento de su lengua nativa que es fácilmente detectable cuando regresan durante un tiempo o de forma definitiva a su lugar de origen. Este es un tema sobre el que procuraremos publicar algunas entradas en lo sucesivo.

El síndrome del acento extranjero es una enfermedad rara que generalmente se produce como un efecto secundario de una lesión cerebral grave, como un derrame o una lesión cerebral, aunque dos casos se han reportado como un problema de desarrollo. .Entre 1941 y 2009, se han registrado sesenta casos en paises de lengua inglesa. Sus síntomas son resultado de la distorsionada planificación de articulación y de los procesos de coordinación. Para el oído no entrenado, los que tienen el síndrome hablan su lengua materna con acento extranjero, por ejemplo, un hablante inglés nativo estadounidense puede sonar como si hablara con un acento sudoriental británico, o un hablante nativo británico podría hablar con acento neoyorquino. Sin embargo, los investigadores de la Universidad de Oxford han descubierto que ciertas partes específicas del cerebro resultaron lesionadas en algunos casos del síndrome de acento extranjero.