lunes, 30 de mayo de 2011

"Sout Al Horeya" (canción de los manifestantes en Egipto)



Para los egipcios, la lucha por la libertad y el derrocamiento de un autoritario régimen que los comandó por 30 años, es todo un suceso digno de fiesta.
Al enterarse de la dimisión de Hosni Mubarak, los cientos de miles de manifestantes festejaron en las calles, esperanzados por un nuevo gobierno que defienda y garantice, por lo menos, los derechos constitucionales básicos.
Así nació "Sout Al Horeya" ("La voz de la libertad") la canción con la que los manifestantes mantuvieron su espíritu combativo mientras el otrora máximo dirigente intentaba mantenerse en su cargo a toda costa.
La canción recorrió las calles y fue subida a internet, donde ya se convirtió en un himno de la libertad.

Su letra dice:
Hemos levantado la cabeza hacia el cielo,
ya no nos importa el hambre.
Lo más importante es nuestro derecho
y escribir nuestra historia con nuestra sangre.
Si eras uno de nosotros, deja de despotricar y de decirnos
que nos vayamos y olvidemos nuestros sueños.
No sigas hablando en mi nombre.
En todas las calles de mi país,
llama la voz de la libertad.
He bajado a decir que no vuelvo, 
he escrito con mi sangre en todas las calles.
Nos ha oído el que no oía 
y se han levantado todas las prohibiciones.
Nuestras armas son nuestros sueños 
y tenemos un mañana claro ante nosotros.
Hace tiempo que esperamos.
Buscamos y no encontramos nuestro sitio.
En todas las calles de mi país, 
llama la voz de la libertad.

 

Comentario sobre la canción "Sout Al Horeya" escrito por Gemma Aubarell 
para el diario La Vanguardia:

Sabemos que gran parte de la revuelta en Egipto ha sido llevada a cabo por jóvenes, y también que una de las características de las movilizaciones ha sido la diversidad, el poco protagonismo de nombres individuales y a la vez, el gran dinamismo desde su concepción internauta hasta su movilización más física. Y como no podía ser menos en un acontecimiento sustancial, movilizador y festivo, donde jóvenes y cultura han sido sus motores, los mensajes que se han desprendido de todo ello también han respondido a estas mismas características: juventud, trabajo colectivo, mensajes esperanzadores y difusión electrónica.

Una de las formas más populares de manifestarse es a través de la música. No podía ser menos en Egipto. Una de las que mejor ha cuajado y que se ha difundido con fuerza a través de la red ha sido la canción "Sout al Horeya". Gracias a su frescura y al potente mensaje visual bien resuelto por ser anclado en la gente y en el corazón de la revuelta, donde todo pasó: en la plaza de la libertad. Y claro, esta canción se llama "Sout Al Horeya", que significa "La voz de la libertad". La canción de moda desde el día después. Una canción pegadiza que se ha convertido en un éxito desde que fuera colgada en Youtube por unos jóvenes músicos egipcios. El videoclip de la canción se rodó en plena concentración en la plaza Tahrir y recoge lo que ha convertido en el pulso de los 18 días de manifestaciones, mensajes, rostros, más o menos conocidos, y gritos contundentes al mensaje más coreado, más significativo: libertad. Todo ello cantado directamente desde y por sus protagonistas.

Canción coral en la han participado músicos diversos y bien conocidos en la joven escena musical egipcia. Dos de los más representativos son Amir Eid y Hany Adel, guitarristas y voces de dos grupos de rock árabe Cairokee y West el Balad (Down Town), una de las mejores bandas de rock egipcias, respectivamente. El propio Amir Eid que desde el 25 de enero estuvo presente en las concentraciones en la plaza Tahrir es su compositor y aparece en el vídeo con un golpe que justamente podría bien ser resultado de ello...

Traducido al castellano, el estribillo de la canción dice: 
 
"Hemos levantado la cabeza hacia el cielo / Ya no nos importa el hambre / Lo más importante es nuestro derecho / Nuestras armas son nuestros sueños / Y tenemos un mañana claro ante nosotros / Hace tiempo que esperamos / Buscamos y no encontramos nuestro sitio / En todas las calles de mi país / Llama la voz de la libertad".
Otras manifestaciones se están preparando a nivel artístico y cultural, en clave de exposiciones itinerantes, diálogo. Espacios para guardar la memoria y para celebrar.