miércoles, 20 de febrero de 2013

El CGPJ ha firmado un acuerdo que impulsa la mediación

El Consejo General del Poder Judicial y el Grupo Europeo de Magistrados por la mediación de España consideran: 
  • que la mediación es positiva para las partes, 
  • que obtienen una solución más rápida y ágil del conflicto y 
  • que es positiva para el propio sistema judicial porque reduce la carga de trabajo de los juzgados y tribunales con el consiguiente ahorro de costes que siempre genera un proceso judicial. 
El convenio persigue, por una parte, agrupar a los operadores jurídicos para mejorar y desarrollar la metodología de la mediación y la consecución de una justicia efectiva y pacificadora, así como fomentar la cultura del diálogo y los mecanismos de autocomposición en la administración de justicia, reservando al proceso contencioso aquellos litigios en los que resulte necesaria una decisión de autoridad. 
Igualmente se busca trabajar en el desarrollo de una cultura de la mediación entre los jueces españoles, durante sus etapas de formación inicial y continua, que les pueda proporcionar procedimientos, conocimientos y herramientas complementarias para la resolución de los conflictos. 
Los vocales del Consejo General del Poder Judicial, Margarita Uría y Antonio Dorado, y la decana del Colegio de Abogados de Madrid, Sonia Gumpert, suscribieron la semana pasada un convenio de colaboración para implantar la mediación intrajudicial en los juzgados de Madrid.
Según recoge el convenio suscrito, durante el próximo año se desarrollarán los siguientes proyectos de mediación: 
  • Creación de un Servicio de Mediación Intrajudicial en asuntos civiles que se tramiten en los juzgados de primera instancia de la capital madrileña. 
  • Creación de un Servicio de Mediación Intrajudicial en procedimientos de faltas tramitados en los juzgados de instrucción asimismo de Madrid capital. 
Tanto el CGPJ como el Colegio de Abogados de Madrid subrayan que la mediación es un proceso de resolución de conflictos, absolutamente confidencial, que permite que las partes implicadas puedan comunicarse entre sí y llegar, en su caso, a acuerdos mutuamente consentidos. El mediador actúa como facilitador del proceso y vela por su legítimo funcionamiento, creando un espacio de diálogo en el que prevalece la equidad comunicativa, la seguridad, la libertad y la igualdad. 
En esta línea, recuerda el CGPJ que el Plan de Modernización de la Justicia incluye una referencia específica a la mediación civil y penal como instrumento eficaz y ágil en la resolución de conflictos. 

Fuente: Legal Today.