viernes, 26 de octubre de 2012

La fiesta del sacrificio reuné a los musulmanes en familia y amistad

PUBLICADO EN EL PUEBLO DE CEUTA 

AUTOR: Ricardo S. ceuta@elpueblodeceuta.es 

Imagen tomada del blog: http://anisdelmoro.blogspot.com.es/
 
Aid El Kebir, Aid al-kabir o Aid kebir, llamado también Aid al-Adha, que significa literalmente “ la gran fiesta” es considerada como la fiesta más importante del Islam. Varios países de África musulmana tal como Mali, Níger, Senegal o Benin dan el nombre de Tabaski a la fiesta de Aid EL Kebir. 
Según la historia, la fiesta de Aid EL Kebir conmemora el avasallamiento de Ibrahim (Abraham) a Dios que le ordenó sacrificar a su hijo Ismaél. Ibrahim que no vacila en sacrificar a su hijo Ismaél para mostrarle su sumisión a Dios, es para los musulmanes el modelo del creyente. Además era también el primer musulmán y el mensajero de Dios. El mensaje del profeta Muhammad regresa a las tradiciones de Ibrahim y es precisamente por eso que los musulmanes celebran Aid al-Kebir. Esta fiesta llamada también la Fiesta del Sacrificio o fiesta del cordero marca el fin de la peregrinación (Al Hajj), se efectúa cada año el 10 del mes de Dhou Al Hijja que es el último mes del calendario musulmán. 
Sin embargo, tal como está tradicionalmente establecido, el calendario musulmán no permite conocer de manera precisa, de antemano, los días de celebración de acontecimientos tales como el primer día del ramadán, Aid al-Fitr, o Aid al-Adha. Así, el día de celebración del Aid el-Kebir varía geográficamente según el momento en el que la luna llena es observada. Esta celebración viene a ser el equivalente de la Navidad para los cristianos. Las reuniones familiares, las felicitaciones, el sentimiento religioso... 
En lo referente al vecino país de Marruecos, este año, y según las estadísticas del Ministerio de Agricultura y Marítima, el reino alauita dispone de más de 6,9 millones de cabezas para esta ceremonia. Una oferta distribuida entre 4,3 millones de ovejas y 2,6 millones de corderos y caprinos. Un número suficiente para cubrir una demanda estimada en 5,1 millones de cabezas. 
Además de su dimensión religiosa, la Fiesta del Cordero ocupa un lugar importante en la economía nacional marroquí, especialmente para los agricultores para quienes la venta de los animales representa la fuente principal de ingresos para hacer frente a los gastos de otras actividades agrícolas y así mejorar su situación económica. 
Por el año 2012/1433 el día de Aid Al-Adha (10 de Dhou Al Hijja 1431 de la hégira) será hoy 26 de octubre de 2012. Precisamente, en esta misma fecha, millones de peregrinos que han acudido a La Meca para cumplir con uno de los preceptos islámicos asisten a los sacrificios conjuntos que se realizan en el lugar histórico de Minan. 
Esta fiesta es más que un simple acontecimiento religioso, es también la ocasión para encontrarse con la familia y los allegados, es también sinónimo de reparto y de generosidad hacia los pobres y los indigentes. En Ceuta, aunque el día no está considerado festivo, no abrirán los centros educativos. Ya el pasado sábado, el presidente de la Unión de Comuidades Islámicas de Ceuta, Laarbi Maateis, puso de relieve que la fiesta se celebraría hoy viernes, teniendo en cuenta el dictamen emitido por el Tribunal Supremo Islámico y el acuerdo de cooperacion del Estado español y la Comisión Islámica de España, publicado en el Boletín Oficial del Estado. 
Por su parte, las Consejerías de Sanidad y Consumo y Medio Ambiente, Servicios Comunitarios y Barriadas, vienen trabajando ya desde hace semanas en el operativo que la Ciudad Autónoma de Ceuta pone en marcha con motivo de este día, tal y como confirmaron a El Pueblo de Ceuta los consejeros Abdelhakim Abdeselam y Gregorio García Castañeda. En total, se instalarán 16 carpas para los sacrificios. 
El Idu Al Adha, la Fiesta del Sacrificio, comprende una serie de rituales que todos los musulmanes siguen con devoción. Lo primero es el rezo en las mezquitas. Hombres, mujeres, niños y mayores realizan un rezo especial en el que los imames dirigen la ceremonia religiosa explicando el sentido del sacrificio. Esto tiene lugar a primera hora de la mañana. 
De inmediato, el cabeza de familia procede al sacrificio del animal seleccionado. El cordero muere mirando su cabeza a La Meca, a manos del cuchillo afilado que porta el cabeza de familia. El presidente de la Comunidad Islámica de Ceuta, Ahmed Hachmi Lamrani, de 60 años, será el encargado de ello en su familia, en una celebración en la que estarán presentes también sus cuatro yernos. 
En total, más de 40.000 musulmanes, según las estimaciones de la Comunidad, celebrarán el día festivo de hoy, donde, concretamente en Ceuta, se estima que serán sacrificados un total de 7.000 animales. Cada cabeza de familia ha de sacrificar un borrego, sunna de Siedna Ibrahim. Se insiste en que los animales deben estar sanos y que el sacrificio debe llevarse a cabo después del rezo del día festivo, a partir de las 10.00 horas, aproximadamente. 
Desde la Comunidad Islámica de Ceuta se ha querido felicitar a todo el colectivo con motivo de la celebración de la fiesta grande. Siedna Ibrahim sacrificó un cordero por su hijo Siedna Ismadl, “paz sobre Ibrahim; esto es una prueba evidente del profeta”, indican desde la comunidad. 
Hoy es el décimo día del mes de Hijja, calendario islámico lunar. Se trata de la celebración del día de peregrinación del monte Arafat, donde pasan el día 9 de Du el Hijja, todos los peregrinos presentes en el monte de Arafat (Haj). Con este motivo de la peregrinación se celebra este gran día 10 de Idu Al Hijja, que es festivo islámico (Idu Al Kebir). 
El día de la Pascua, todos los musulmanes están llamados al rezo (Salatu Alid) en todas las mezquitas a partir de las 09.00 horas. Tras escuchar las sabias palabras de los imames que se centrarán en el sentido del sacrificio, durante el día deben celebrar y visitar a los familiares, a los vecinos, y estrechar una relación de amistad entre todos. Desde la Comunidad Islámica se ha puesto de relieve que es fundamental guardar “el máximo respeto” hacia otras culturas que viven en Ceuta: “convivir en paz y dar un buen ejemplo, de convivencia y armonía, en especial a los jóvenes musulmanes. Que Al-lah recompensará a todos”, señalan desde la Comunidad. 
El presidente, Ahmed Hachmi Lamrani, ha querido aprovechar la ocasión, un año más, “para enviar un mensaje de felicidad, paz y prosperidad, deseándole una vida mejor a todo el colectivo musulmán en mi nombre y en el de todos los miembros que componen esta comunidad, convivir con paz y respeto con todos los ciudadanos cristianos, israelitas e hindúes”. 
La comunidad, por otra parte, ha querido agradecer “la generosidad y buena voluntad ofrecida por algunos voluntarios musulmanes de nuestra ciudad por sacrificar corderos a las familias humildes y a las viudas. Que Dios les recompense”. Igualmente han agradecido a todas las autoridades locales la colaboración y buena voluntad a favor de la comunidad musulmana en general: “muchas gracias a todos”, expresan. Finalmente se ha insistido en felicitar a todos los musulmanes de Ceuta. 
Desde la Comunidad Islámica ceutí se puso ya de relieve durante la reciente celebración del mes sagrado del Ramadán el hecho de que “luchará hasta el final” a favor de la “convivencia entre las cuatro culturas” mayoritarias de la ciudad y que “respeta sus estatutos y sus normas como comunidad benéfica religiosa no fundamental”. La labor de sus representantes, indicaron, “es prestar toda clase de ayuda, asesorar, aconsejar a todos los musulmanes de la ciudad, respetar otras culturas, convivir con toda la sociedad ceutí, guardar buenas relaciones con todas las autoridades civiles y militares y con todas las instituciones”. 
Añaden que la comunidad musulmana de Ceuta se cifra en unas cuarenta mil personas aproximadamente: “vivimos mejor que hace 20 años gracias a la política de integración e igualdad en todos los ámbitos, social, laboral y económico, gracias a la política del reino español con su buena voluntad y generosidad. Hace 20 años, los musulmanes no tenían derecho a nada, ni siquiera a pensar”. Se explicaba también que todos los musulmanes de la ciudad “deben agradecer y estar satisfechos de estos derechos. Hay que mirar un poco atrás para valorarlos. La creación de comunidades islámicas es un récord –hay 46 actualmente-, pero la Comunidad Islámica de Ceuta es la madre de todas y esto se traduce de que España es un país democrático. Todos tenemos derecho de crear una asociación, un partido o una ONG, porque la democracia funciona así”. Lamentan, no obstante, que la situación de crisis económica ha mermado la ayuda del Gobierno, sólo 12.000 euros para Ceuta. 
Las mezquitas, por otra parte, “están funcionando dentro de la normalidad. Todos los imames están integrados en el consejo de Ulama, sabio ministerio de asuntos religiosos. Es bueno para la ciudad, porque el vacío crea desviaciones hacia el radicalismo y eso no es bueno para nadie. Existen núcleos de jóvenes alterados con poco conocimiento religioso y siguen el Islam por internet y se alejan del Islam moderado. Debido a su nivel de conocimiento –añaden-, son muy fáciles de manipular, pero gracias a las autoridades competentes, está todo controlado. Las mezquitas deben estar controladas por el Hubus, como las iglesias, que pertenecen al Vaticano. Eso es lo correcto toda la vida”.