lunes, 15 de agosto de 2011

Conformidades y mediaciones para evitar 2000 juicios al año

La Conselleria y el TSJ respaldan la extensión a todos los juzgados penales de la provincia del programa piloto de Alicante

PEDRO CERRADA La Audiencia Provincial de Alicante quiere poner en marcha antes de final de año sendos proyectos de mediación penal y conformidades en los juzgados de lo Penal de toda la provincia con el fin de reducir la litigiosidad. El presidente de la Audiencia, Vicente Magro, calcula que solo en el primer año se podrían evitar unos 2.000 juicios penales "si conseguimos protocolizar una sistemática en la que ya estamos trabajando con el Tribunal Superior de Justicia y la Conselleria de Justicia", afirma el magistrado impulso de dichos programas.
El pasado mes de julio el conseller de Justicia, Jorge Cabré, destacó los buenos resultados que se están obteniendo en un juzgado de lo Penal de Alicante que lleva desde finales de 2007 experimentando el programa de mediación penal y anunció que había dado ya instrucciones a su equipo para promover inicialmente la extensión de dicho plan a todos los juzgados de lo Penal de la provincia alicantina y posteriormente ampliarlo a Valencia y Castellón.
Para el presidente de la Audiencia de Alicante, Vicente Magro, el objetivo es potenciar la mediación y las conformidades "para intentar conseguir que uno de cada tres asuntos que entran se quede sin llegar a juicio y solo llegue lo necesario e imprescindible". Según Magro, tanto el conseller de Justicia, Jorge Cabré, como la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Pilar de la Oliva, apoyan ambos proyectos y están interesados en que se apliquen para reducir la tasa de pendencia.
En el caso de la mediación, la Audiencia y el juzgado de lo Penal número 2 llevan más de tres años coordinándose y las causas susceptibles de resolverse sin juicio son remitidas al Equipo de Mediación Penal para buscar un acuerdo entre las partes. Se está consiguiendo en más de la mitad de los casos y son una media de 40 expedientes los que se remiten a la Audiencia desde el juzgado.
Según los cálculos del presidente de la Audiencia, solo con el programa de mediación se podrían evitar unos 250 juicios por anualidad en los juzgados de lo Penal de la provincia, pero una vez se aplique también el protocolo de conformidades la cifra global de juicios evitados sería de unos 2.000. Magro advierte de que estas cifras probablemente aumentarán a partir del primer año de aplicación de ambos protocolos.
El hecho de que se alcancen acuerdos de mediación no supone que el acusado esté exento de una pena, pero sí logra que se reduzca la condena de forma que no tenga que ingresar en prisión. Muchas veces son causas en las que se pide al acusado penas de dos años de prisión y con el acuerdo se reducen sensiblemente.
Donde se obtienen más acuerdos de mediación son en los asuntos de delitos de impago de pensiones, pero también hay un considerable número de causas de lesiones y robos y una cifra menor de casos de estafa, apropiación indebida y daños, entre otros delitos.

Reducir la litigiosidad
Para que el acusado evite el juicio con la mediación y en consecuencia la cárcel, debe pagar a la víctima la indemnización que se pacte y además tiene que pedirle perdón. En este sentido, Magro destaca que "es muy positiva la potenciación de la mediación penal tanto para reducir las cifras de litigiosidad penal como para conseguir que la víctima pueda reintegrarse de la indemnización reclamada al acusado y la petición de perdón de éste".
En cuanto al protocolo de conformidades, Vicente Magro pretende llevarlo en breve a la sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana con el fin de que sea aprobado y puesto en marcha antes de que concluya el año. Según el presidente de la Audiencia, se estableció un protocolo nacional que no funcionó porque dependía de que el abogado fuera al juzgado. Con el nuevo sistema, los jueces serán los que provoquen las conformidades citando a las partes con el fin de intentar que el acusado se declare culpable a cambio de una rebaja en la condena.
En opinión del presidente de la Audiencia, "hay que buscar fórmulas imaginativas que reduzcan la litigiosidad, ya que hasta la fecha la única respuesta o petición que hacíamos era la de crear juzgados y más juzgados y esto es insostenible ahora mismo".
La Audiencia de Alicante quiere aumentar la plantilla de la Oficina de medidas Alternativas con el fin de atender en condiciones el aumento de trabajo que supondrá la aplicación de los dos protocolos mencionados.

Fuente original: Diario Información de Alicante