lunes, 5 de marzo de 2012

Informe Anual sobre Migraciones e Integración CeiMigra 2010-2011

Informe Anual CeiMigra 2010-2011




Un año más, se publica el anuario de la Fundación valenciana CeiMigra, el correspondiente a 2010. Este estudio pretende actuar como herramienta encaminada a la integración de las personas extranjeras, con el objetivo de acercar y adecuar las políticas de integración de la Generalitat Valenciana a la realidad social que han configurado los movimientos migratorios en los últimos años.
El anuario, en palabras del Presidente del Patronato de Ceimigra y Consejero de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, pretende "enriquecer el debate público, abrir caminos y contribuir desde una perspectiva experta y humanista a lograr la integración de los ciudadanos de origen inmigrante".
Para realizar este Informe Anual se ha contado con el conocimiento acumulado en multitud de informes previos; con la experiencia de personas expertas a las que se ha entrevistado; con la percepción y las vivencias de personas inmigradas y de otras retornadas a su país de origen; y con el contenido de programas políticos –y de la situación política- de determinados países de Europa que deben ser tenidos en cuenta. Incluye, además, la visión y la valoración, desde cada uno de esos ámbitos, de los procesos de empobrecimiento, marginación y exclusión social.
CeiMigra trata de ofrecer, según lo extraido del propio documento, un instrumento de calidad, claro y honesto, para conocer y comprender una realidad tan compleja como la de las migraciones internacionales y la de los procesos de integración. La inmigración ha sido uno de los fenómenos más relevantes de la historia social del mundo, sobre todo durante el último siglo y medio. También en la Comunitat Valenciana el incremento de los movimientos migratorios ha derivado en una transformación de la sociedad valenciana, que en la última década se ha convertido en una sociedad de origen diverso.
Así, entre los años 2000 y 2011 la población valenciana se ha incrementado en más de un millón de personas por el aumento de la población extranjera residente en la Comunitat Valenciana y la crecida de los índices de natalidad. Esta nueva configuración social ha derivado en una riqueza cultural, lingüística y religiosa sin precedentes. Actualmente, en las calles de la Comunitat Valenciana pueden escucharse hasta 62 lenguas diferentes y existen centros de culto donde se profesan más de 18 religiones distintas. Una diversidad que aflora de la convivencia pacífica de las 141 nacionalidades que acoge la región.
Concluyendo, este informe trata de mostrar la necesidad y la urgencia de una mayor colaboración, complementariedad, coordinación entre todas las instituciones, públicas y privadas, como condiciones para adecuar progresivamente las respuestas a las necesidades reales de las personas y de la sociedad. Tales condiciones afectan a todas las dimensiones de la política institucional, tanto de las administraciones públicas (y de estas entre sí) como de las organizaciones sociales.

Texto: Fundación CeiMigra