miércoles, 9 de noviembre de 2011

Fiesta del Cordero: Más información, menos riesgo

Sacrifico de un cordero
Autor: Yousef Almousawi - Fuente: Instituto Halal

Aid el Adha o fiesta del cordero, unos 70 días después del Ramadán, en la cual todos los musulmanes realizan después del rezo de la mañana el sacrificio de uno o varios corderos para celebrar el sacrificio de Ibrahim, no se puede hacer antes de las 9 h. (aprox.) que es cuando el sol ya ha salido y ha finalizado el rezo en las mezquitas. Es una fiesta importante para los musulmanes. Lo que supone el sacrificio de miles de animales en un solo día.
Partiendo del principio "Saber más para decidir mejor", en este artículo se pretende ofrecer información sobre la Fiesta del Cordero y los problemas que pueden originarse. Es importante que la comunidad musulmana esté al tanto de los riesgos del consumo de carne sin control y que, también, las autoridades ofrezcan soluciones que. a la vez que garanticen el derecho de los musulmanes eviten riesgos para su salud.



Globalmente se puede hablar de dos problemas mayores:
  1. El sacrifico clandestino: Que es un problema de desconfianza de unos grupos de musulmanes en los mataderos. Uno de los factores de esta desconfianza es que los mataderos no dejan entrar a representantes de las comunidades islámicas para controlar que se cumplan sus exigencias: sacrificar después de la oración, que el personal que sacrifica sea adecuado, que no haya falta de personal en los momentos que se sacrifican un gran número de corderos etc. Dicho problema se puede resolver sensibilizando a la gente del peligro de comer carne no controlada, del control sanitario que se efectúa en los mataderos. Eso a través de las mezquitas u otros medios de información. Por otra parte coordinar entre representantes de comunidades musulmanas y los mataderos, o incluso formar a unos representantes en manipulación higiénica de alimentos para que sean aptos a asistir al sacrificio e incluso participar en ello. Este tipo de sacrificio clandestino, en domicilios particulares, zonas boscosas, establecimientos ganaderos, donde convenientemente la gente pueda hacerlo genera: incomodidad a la comunidad, una producción de residuos descontrolada entre los que hay residuos MER de categoría 1 (Material Especificado de Riesgo) y un consumo de carne sin control sanitario. Ahora bien, los reglamentos europeos (852, 853, y 854/2004) únicamente regulan los sacrificios y la producción de carne que posteriormente entre en un circuito de comercialización/distribución, y deja a la potestad de las autoridades de cada país la decisión de regulación de esta actividad entre particulares, es decir la transacción directa entre el productor y el consumidor final. De esta ausencia de regulación y cooperación se originan molestias a la población, tanto de orden público como medioambiental, sanidad animal y de salud pública. Por lo tanto, las autoridades locales tienen que implicarse en dar una solución a esta situación en sus diferentes municipios.
  2. Material Especificado de Riesgo (MER): es decir, las partes de las reses que entrañan riesgo de propagar enfermedades tales como las encefalopatías espongiformes transmisibles (EET) "mal de las vacas locas o Scrapie de las ovejas", en caso de que estén enfermas o incubando la enfermedad.

El gobierno español, con la reciente publicación del Real Decreto 100/2003, ha modificado la normativa vigente sobre los tejidos y órganos de los animales considerados materiales especificados de riesgo (MER) que se encuentra recogida en el Real Decreto 1911/2000. Estos cambios suponen una adaptación a la normativa de la Unión Europea. Cabe señalar que la normativa europea exigirá a partir de enero de 2006 otras medidas que puedan afectar a la rutina habitual de esta fiesta a nivel de los mataderos como por ejemplo la obligación de depilar las cabezas de los animales en los mataderos.

En relación a esta fiesta, se puede destacar que el MER en los ovinos es:

En ovinos y caprinos de todas las edades:
  • Bazo.

En ovinos y caprinos mayores de 12 meses:
  • Cráneo incluidos encéfalo y ojos.
  • Amígdalas.
  • Médula espinal.
  • Bazo.

Entonces, depende de la edad de los animales sacrificados en esta fiesta, estos MER no pueden ser consumidos e incluso tienen que ser eliminados según la normativa vigente. Esta información es de máxima importancia para la gente que por una razón u otra opta por el sacrificio clandestino. Se pide que los servicios veterinarios pongan de su parte y sean más atentos en este día visto que se sacrifica un gran número de animales lo que les supone mucho más trabajo que el habitual.
No hay que olvidar el factor de transporte de animales sacrificados, se aconseja que sea en vehículos frigoríficos y que la distribución sea en las carnicerías de los pueblos.

Posibles soluciones

  1. Podría solicitarse que todas las personas que deseen realizar el sacrificio se inscriban anticipadamente en un listado municipal o comarcal (se les podría cobrar una tasa por la recogida de subproductos).
  2. Podrían cederse los mataderos municipales para el sacrificio, o habilitarse zonas acotadas de ámbito comarcal o municipal con unos servicios mínimos y diseño de puntos de sacrificio (bancos o perchas, agua, aparcamiento, contenedores selectivos de subproductos…)
  3. La policía local podría ayudar a mantener el orden en previsión de altercados (tanto en zonas habilitadas como en mataderos frigoríficos).
  4. Podría autorizarse excepcionalmente el sacrificio en las instalaciones de cebo donde se recogerán los desperdicios a cargo del ganadero que realiza la operación económica (solo las pieles ya son un beneficio).
  5. Podría consensuarse con los representantes de la comunidad musulmana una solución razonable.

Todo eso en presencia de servicios veterinarios para asegurar la calidad y la sanidad de este tipo de carne en este día.
Parece que hay diferentes posibilidades que merecen ser estudiadas y que se debería intentar normalizar una situación real que crece anualmente.