domingo, 29 de julio de 2012

Experto afirma que "si la nueva ley de mediación permite que muchos casos no vayan a los tribunales será un éxito"

José Antonio Colmenero Guerra, profesor titular de Derecho Procesal de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y ponente en el curso 'Derecho y psicología. Gestión de conflictos' que se celebra en Carmona (Sevilla), considera que "si la nueva ley de mediación permite que muchos casos no vayan a los tribunales será un éxito". En su opinión, la puesta en marcha de la nueva norma el próximo 27 de julio "tiene grandes expectativas", por lo que si no se cumplen "habrá que incidir y hacer consciente a la sociedad de que resolver conflictos compete a la ciudadanía y no solo al Estado". 
Este martes, durante su conferencia 'Psicología Jurídica forense procesal: la situación pericial de los psicólogos' ha expuesto el "rol y características" del trabajador social dentro de la administración de justicia aplicado al campo civil. Una labor realizada a través de métodos "de mediación y arbitraje" en los que intervienen otros profesionales "no especializados en derecho" y que se ha convertido en una práctica "fomentada por el actual Gobierno", asegura en una entrevista con Europa Press. 
"La justicia en sentido estricto no es el único modelo de trabajo", ha enfatizado Colmenero, que apuesta por el trabajador social en la mediación de conflictos "pudiendo intervenir e interviniendo en el campo de la mediación". Explicando, en este sentido, cómo interviene en los procesos y la utilidad de las pericias psicológicas. 
Conocimientos en comunicación, psicología o medicina, acreditan al profesional "alternativo del sistema judicial", ya que alcanza a ver aspectos, dice el experto, "que el juez conoce poco o nada y por tanto, colaboran". La 'psicología jurídica forense procesal "trata de evaluar las conductas de las personas y su incidencia dentro de los procesos", por lo que se convierte en un aspecto "fundamental" en los casos de menores y de ruptura de parejas. 
En este sentido, los informes periciales de los psicólogos aportan datos, hechos o conocimientos respecto cuestiones que el juez no valora en su juicio. Éstos se realizan en la instancia de parte y se presentan por ambas partes, "demandante y demandado", tras lo que el juez "valorará libremente" cuál es el contenido de las pericias y cuáles son los datos que inciden en la decisión de un pleito. 
Pudiendo solicitar un informe sobre "las conductas de las personas o planteamientos generales de cuestiones técnicas a resolver en el proceso", explica, la colaboración de otros profesionales especialistas en diferentes materias que colaboren con la resolución de conflictos es "muy importante". 
Así, Colmenero concluye destacando el desarrollo del mediador en España con la nueva ley, "como un buena alternativa para reducir el número de casos que llega a los tribunales" asegurando el éxito de muchos conflictos que requieren el acuerdo pactado de las partes. El curso 'Derecho y psicología. Gestión de conflictos', que se realiza en el Centro 'Olavide en Carmona' tratará hasta este viernes otros aspectos de la mediación, la psicología y el derecho.