martes, 24 de julio de 2012

Gandia (Valencia) estrena un servicio de mediadores contra las molestias del ocio nocturno

EUROPA PRESS. El ayuntamiento de Gandia (Valencia) ha presentado un proyecto "innovador, yo diría que incluso pionero", ha señalado el concejal de Seguridad Ciudadana, Vicent Mascarell que consiste en la figura de un mediador", un profesional que actuará de manera "preventiva" para conciliar el ocio con el descanso de los vecinos de un mismo bloque de apartamentos en la playa. 
Mascarell ha explicado que el principal problema en la convivencia de los vecinos de la playa "es el ruido", que en temporada alta un sábado por la noche pueden producirse unas 100 quejas por ruido que llegan hasta la Policía Local. 
El objetivo es que el mediador "intente solucionar primero el problema" con los generadores de ruido y en el caso de que "esa mediación no fuera fructífera llamar a la Policía Local y sancionarlos", ha explicado. El sistema es que la persona que se sienta molesta por el ruido "llame a un número de teléfono para que acuda el mediador" quien "estará dando vueltas por la playa en coche", ha manifestado. 
El proyecto piloto se inicia este fin de semana y estará "hasta el último fin de semana de agosto". El mediador trabajará de doce de la noche hasta las ocho de la mañana y estará activo de jueves a sábado. Así mismo, en la noche del sábado "habrá dos mediadores haciendo el turno", ha anunciado. 
Por otro lado, el presidente de la asociación de alquiler de apartamentos, ALOGA, ha explicado que se trata de una iniciativa que parte esta entidad, que elaborará una lista de los propietarios de apartamentos inscritos a la asociación para que cuando se detecte el problema "el mediador compruebe que la vivienda en donde se está produciendo el ruido es de ALOGA". 
Serán los miembros de ALOGA los que sufraguen el salario del mediador", que supondrá "unos 3.500 a 4.000 euros". Desde la entidad se calcula que "en toda la playa hay unos 250 apartamentos pertenecientes a ALOGA". Según la asociación el perfil de personas que provocan ruido suele ser el de "grupos de gente joven" que llega hasta Gandia "para celebrar y estar de fiesta". 
Por su parte, Mascarell ha indicado que con esta iniciativa se consiguen varios objetivos. "Por un lado se desmasifica la problemática de la Policía Local que a veces no puede acudir a todas las llamadas" y por otro, "se pone en valor a las empresas que se dedican al alquiler de apartamentos".