lunes, 5 de julio de 2010

Temas que aborda la mediación





Desde hace varios años, la mediación, como proceso activo consistente en una búsqueda de soluciones razonables para las partes sobre las que se media, se esta convirtiendo en un area de extraordinario interes en muchos ámbitos: la mediación familiar ( Parkinson, 1997), la mediación en la educación (Brandoni, 1999) y, por supuesto la mediación en el ámbito laboral (Fernandez Rios y cols, 2000). Aparte de eso todos estos tipos de mediación pueden ser abordados teniendo en cuenta el tema desde una perspectiva intercultural. La mediación intercultural de hecho no es algo ajeno a los otros temas que trata la mediación porque los lugares en los que surge el conflicto son los mismos y en lo que se diferencia es en que los actores proceden de culturas distintas y el abordaje sin conocer los patrones de respuesta a las situaciones que se tienen en cada cultura concreta no puede ser efectivo. Además de eso el contexto intercultural esta sujeto al cambio debido al proceso migratorio y la adaptación diferencial a la cultura de acogida que experimentan los sujetos. Estas relaciones se dan en todos los sentidos porque la misma cultura de acogida a experimentado cambios en relación a sus patrones culturales en parte debido a la forma en la que ha tenido que cambiar sus esquemas por la presencia de los recién llegados.
Todo es un proceso de continua evolución y cambio y no todas los temas que abarca la mediación han sido igualmente desarrollados. Concretamente el laboral es uno de los menos desarrollados y en cambio en el campo de la mediación familiar nos encontramos con una situación de amplio desarrollo, tanto en sus areas de intervención (separación, custodia, familias multiproblematicas, etc) como en sus procedimientos, fruto sin duda del intenso cambio que ha experimentado el concepto de familia en las ultimas décadas. Por su parte, la progresiva implantación como alternativa ante los conflictos surgidos en los ámbitos educacionales cuanta ya con un importante apoyo tanto de los colectivos implicados (alumnos, profesores, padres) como con el respaldo institucional debido a que el campo de la educación es uno de los campos sociales mas organizados y potentes en la sociedad en la que vivimos.
Con el fin de solucionar estos problemas, Moore (1986) opina que puede incluirse un mediador en las negociaciones cuando:

Los sentimientos de las partes son intensos e impiden un arreglo.
La comunicación entre las partes es mediocre tanto por la cantidad como por la calidad, y las partes no pueden modificar por si mismas la situación.
Las percepciones erróneas o los estereotipos están estorbando la realización de los intercambios productivos.
Las formas repetitivas de comportamiento negativos están elevando obstáculos.
Hay desacuerdos graves acerca de los datos; que información es importante, como se obtiene y como se evaluara.
Hay muchas cuestiones en disputa y las partes discrepan acerca del orden y la combinación en que se evaluara.
Hay intereses aparentes y reales que son incompatibles, y que las partes reconcilian con dificultad.
Las diferencias de valor aparentes o no significativas dividen a las partes.
Las partes no tienen un procedimiento de negociación, o están usando un procedimiento equivocado, o no se utiliza el procedimiento mas ventajoso posible.
Las partes están teniendo dificultades para iniciar negociaciones o han llegado a un callejón sin salida en su regateo.

Francisco Reina (2004) señala que los temas que se pueden abordar desde mediación son los conflictos:

Entre grupos de novenes y vecinos.
Los centros educativos entre alumnos y profesores, entre los propios alumnos o entre el personal del centro.
Las comunidades de propietarios.
Las relaciones familiares o de pareja.
Los centros de salud entre pacientes y personal sanitario.
Entre los consumidores y comercios.
Entre constructoras y nuevos propietarios.

En definida, la mediación se dirige:

1. A las parejas y los matrimonios que hayan decidido la ruptura de la relación, matrimonios en tramites de separación, divorcios o nulidad matrimonial; entre personas separadas o divorciadas que deseen modificar total o parcialmente las medidas de su sentencia.
2. A los miembros de una organización laboral, empresarial o educativa, como propietarios, socios trabajadores o ejecutivos de empresas familiares unidos por vínculos familiares de consanguinidad o afinidad.

En esta sociedad, según Moore (1996), las personas que se enfrentan en un conflicto disponen de diferentes medios para resolver sus disputas. Cada una de dichas opciones varían con respecto a al formalidad del proceso, el carácter reservado del enfoque, las personas comprometidas, las decisión que sera la consecuencia y el nivel de coerción ejercitado pro las partes en disputa o sobre ellas.
En un extremo se sitian procedimientos privados e informales que comprometen solo a los litigantes. Sobre el otro extremo, una parte se apoya sobre la coerción y a menudo en la accion publica para someter a la parte contraria. Entre ambas hay diferentes enfoques, que seran examinados con mas detalles.
Los desacuerdos y los problemas pueden originarse en casi todas las relaciones. La mayoría de los desacuerdos suelen resolverse informalmente. La gente a menudo se evita mutuamente porque carece del poder necesario para obligar a un cambio, porque no cree en la posibilidad de un cambio para mejorar, o porque no es tan importante.
Cuando la evitación no es posible o las tensiones llegan a ser tan graves que las partes no pueden permitir que continúe desarrollándose la discrepancia, generalmente apelan a discusiones informales destinadas a resolver los problemas con el fin de zanjar las diferencias. Es probablemente el modo en que termina la mayoría de las discrepancias en la vida cotidiana. O se resuelven, mas o menos satisfactoriamente para las personas comprometidas, o se abandonan por falta de integres o falta de capacidad para solucionarlas.


Bibliografía:
Diego Vallejo R. y Guillen Gestoso C. (2006) "Mediación. Proceso, tácticas y técnicas". Editorial Pirámide